SIMO vuelve por sus fueros, o por lo menos eso espero

logo_simo_network1Esta semana una noticia ha revolucionado el corral de las TI. SIMO se renueva bajo el nombre de SIMO NETWORK, después de haber sido suspendido en el 2008 tras 48 años de vida. Y digo se renueva, porque no se transforma, pero si que aporta una serie de novedades, al menos teóricas, que llevaban siendo reclamadas por expositores y por el sector de las tecnologías de la información en particular.

Ahora está por ver si la nueva fórmula tiene una buena acogida, tanto en empresas expositoras como en asistentes profesionales. Porque la mayor novedad de este “renacimiento” de SIMO es que pretende ser 100% profesional. Personalmente reconozco que no hubiera apostado ni un euro porque se reeditara, pero profesionalmente apaudo la valentía de la iniciativa y la necesidad de un foro de encuentro de profesionales de las TI.

Pero dicho esto, me gustaría apuntar algunas consideraciones sobre los cambios que se van a producir, más allá del nombre, de la fecha de celebración y del responsable de la Feria.

El primer cambio positivo es que la política comercial del anterior SIMO se ve aparcada y se prima un abaratamiento del precio del suelo. Es un primer paso y en positivo para dar entrada a un mayor número de pymes tecnológicas que no podían ni planteárselo con los precios existentes. No es el momento de cuestionar si esta política comercial obedece a un plan de promoción, bien por la crisis, bien por asegurar un mínimo y aceptable número de expositores. Esto ya lo veremos, según el éxito de esta nueva edición y como se comporta en las posteriores.

El segundo cambio remarcable es su orientación estrictamente profesional, que se había desvirtuado en las ediciones anteriores. Bueno porque los profesionales del sector estábamos necesitados de un lugar de encuentro entre fabricantes, mayoristas y distribuidores para generar negocio y sinergias.

El tercer cambio positivo es que el propio país no podía resignarse a perder de un plumazo una feria de prestigio internacional. La voluntad de darle continuación dice mucho de los nuevos promotores, de los que esperamos una apuesta por dotar de contenido a esta nueva feria, de exponer y difundir tendencias y porque SIMO sea un elemento más de revitalización y potenciación del sector tecnológico nacional.

Para ello parece ser que tanta importancia tendrá la feria, como las salas de reuniones que se habilitarán para establecer contacto con otras empresas, socios comerciales o partners, como las conferencias que se pretenden impartir, sin entrar en detalle en los contenidos de las mismas.

Para muchos puede parecer el nuevo SIMO Network un híbrido entre las Ferias tradicionales y los Congresos profesionales, pero quizás esta sea la apuesta más inteligente para reflotar el esplendor de SIMO bajo las premisas de  generación de negocio,  creación de sinergias y marcador de tendencias.

Como problema sólo cabe resaltar uno. La fecha de celebración (del 22 al 24 de septiembre). No por una simple cuestión de mantener la tradición de celebrarlo en Noviembre, sino porque el poco margen de tiempo entre el anuncio y la celebración de la Feria puede restar empresas interesadas, tanto por la premura como que a estas alturas de abril los presupuestos están cerrados y la participación en SIMO acostumbra a ser una partida importante en el presupuesto de marketing de las pymes tecnológicas.

Es cierto que SIMO Network nace con la bendición de los grandes fabricantes, incluso de aquellos que con su abandono propiciaron su decadencia y cierre, a pesar de sus lágrimas de cocodrilo cuando la clausura fue oficial. Pero será la participación del resto de empresas, tanto expositoras como asistentes, en su mayor parte pymes, las que certificarán si SIMO Network es una realidad revitalizada o sólo un intento de resucitar un cadáver. Y este es un aspecto que no deberá olvidar la actual dirección, que deseo que sea bastante menos “elitista” que la anterior.

Y existe otro handicap, herencia del cierre de 2008. ¿podrán contar o contarán con las empresas a las que dejaron al albur con un importante desembolso económico realizado? ¿Con ese historial y en plena crisis encontrarán muchas empresas dispuestas a arriesgarse en invertir por una reedición que no deja de ser una valiente aventura?

Por lo que vale y representa una feria tecnológica a nivel internacional espero que este SIMO Network sea un completo éxito. El país y el sector de las tecnologías de la información nacionales se lo merecen. Y la reedición de SIMO es una apuesta que hay que ganar entre todos, organizadores, expositores y participantes.

Esta entrada fue publicada en Jaume Barris, Opinión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s