SaaS, o como besar a una rana sin escupir en el intento

En el mercado del software de gestión uno tampoco puede sustraerse a las modas o a reinventarse cíclicamente para que nada cambie, o cambie muy poco. Lo último de lo último se le ha dado en llamar Software como servicio. Perdón Software As A Service, que viste mucho más. ¿Cambio de modelo, últimas tendencias tecnológicas, una moda o es que estamos renovando el fondo de armario?

Si bien es cierto que es un modelo cada vez más conocido, la realidad es que el 78% de las empresas todavía no sabe en que consiste y son las grandes y medianas empresas las que se están apuntando a esta nueva modalidad del software de gestión empresarial. Es más, las grandes consultoras, siempre al servicio de los grandes fabricantes (que para eso son sus clientes) insisten en que todavía queda un largo camino de evangelización entre las pequeñas empresas para denotar las ventajas de esta nueva forma de venta del software. rana

Con SaaS uno tiene la sensación de que somos como princesitas dispuestas a besar a la primera rana que pase para que se convierta en príncipe, pero que a veces no sabemos distinguir entre una rana y un sapo. Nos están vendiendo sus ventajas, pero nadie nos habla de sus defectos. Y los tiene.

Para las pymes, en estos momentos de crisis, el SaaS puede ser una modalidad muy interesante y fácilmente vendible porque no necesita una inversión inicial y puede suponer una reducción importante de costes. Pero también debe ser muy consciente de que ventajas y desventajas aporta este modelo. Porque como todo, lo que se gana por un lado se puede perder por otro. Leamos donde leamos nos venden el software como servicio como una panacea. ¿Pero realmente es así?

Vaya por delante que quien suscribe es un firme partidario de esta nueva modalidad de adquisición de software de gestión. Pero también me plantea bastantes interrogantes. ¿Qué pasa con el canal de distribución? ¿Que estamos vendiendo a las empresas? ¿Dispondremos de aplicaciones adaptables a las necesidades de las pyme o esto es como un café para todos?

Las ventajas del software como servicio son evidentes. Aprovechamos la tecnología que nos ofrece internet para disponer de aplicaciones de gestión cuando uno quiera y dónde quiera. Nos ahorramos los costes de la infraestructura necesaria para su implantación y personal dedicado, pagamos por lo que usamos, no hay costes de licencias, disponemos de actualizaciones y nuevas funcionalidades de forma inmediata y desaparecen, en principio, las barreras de salida para cambiar de software. En definitiva, no precisa de una inversión inicial importante y algunos de los costes fijos asociados al mantenimiento.

Desventajas, o el lado oscuro de este modelo. Seguridad, personalización y conectividad. Seguridad porque a Internet todavía le falta un largo recorrido para ser un medio seguro de comunicación. Ya no hablamos de virus y demás pandemias virtuales, sino de hackers. ¿Quién en su sano juicio dejará información sobre su empresa en una “nube”?. Y no estamos hablando únicamente de información económica, sino también de cartera de clientes, informes estratégicos, etc. La red cada vez es más segura, hasta que deja de serlo y de ello tenemos ejemplos casi cada día y con grandes corporaciones privadas y públicas.

Personalización. En pocos años hemos pasado de los grandes programas a medida al software estándar para llegar a la estandarización con amplias  posibilidades de customización. Hoy por hoy, vía internet, los programas estándar son los que mejor se adaptan, si no los únicos, a la nueva tecnología, ya que un único ERP es válido para todos. ¿Cómo casa esta modalidad con la tendencia creciente en este mercado a la verticalización sectorial o a la personalización a las características de cada empresa? ¿Estamos dispuestos a renunciar a ello, por el nuevo modelo, mucho más “barato”?

Y cuidado con este extremo. Si por un lado vamos a evitar costes de instalación y a pagar por uso, ¿cuanto nos puede valer la personalización de nuestro software?. No vaya a ser que lo que abaratamos por un lado, nos salga muy caro por otro y aumentemos las barreras de salida más que las que ya tenemos con el software propietario.

Por último la conectividad. Una empresa desconectada es una empresa hundida. Cualquier fallo del hosting o desconexión temporal a Internet, puede ser desastrosa para nuestra empresa. “If your link is down, your business is down”. Da igual que tengamos dos o más líneas desde diferentes IP’s, pero si Internet falla, nuestra empresa falla.

Como convencido de este modelo, las tres cuestiones mencionadas seguro que serán resueltas tecnológicamente. El problema es saber cuando.

Y una última reflexión. Si este modelo prospera ¿dónde queda el canal de distribución?. Hasta la fecha el canal es el intermediario entre el fabricante y la empresa. Es el que implementa, dota de infraestructuras, personaliza, ofrece servicios de valor añadido, actualiza  las aplicaciones ERP y está cercano a la empresa. Como todos, tendrá que reconvertirse y adaptarse, porque seguro que surgirán nuevos servicios y posibilidades de negocio, pero uno no puede sustraerse a la sensación de que el software como servicio, tal como está  planteado en la actualidad, es visto por los grandes fabricantes como una oportunidad para sacudirse de ese eterno “mal necesario” que es el canal de distribución.

Por otro lado y a fin de cuentas ¿Quién nos asegura que el SaaS va a ser más beneficioso para las empresas que el actual modelo de software propietario? Si trasladamos los costes directos de implantación a los costes de mantenimiento y actualización no estamos ante una rebaja de precios, de la que nadie habla, sino de la sustitución de la inversión inicial por un coste fijo ad eternum. ¿Alguién ha comprobado los precios de los servicios de mantenimiento entre el modelo tradicional de software propietario y el de como servicio?.

Y respecto a las barreras de salida… Si ya es difícil migrar nuestros datos de una aplicación propietaria a otra ¿Cuánto de difícil será hacerlo cuando nuestros datos estén en posesión del fabricante-hosting? No todo van a ser maravillas y estoy convencido de que el cliente estará mucho más cautivo que en la actualidad.

Que este es el futuro del software de gestión lo tenemos claro. Pero todavía queda un largo camino que recorrer, tanto cultural como tecnológicamente para que el software como servicio sea una realidad segura, personalizable y sin problemas de conectividad.

Mientras tanto, tendremos que escoger entre un software de gestión propietario y personalizable y un software como servicio que, a pesar de lo que digan, todavía está dando sus primeros pasos.

Esta entrada fue publicada en Opinión, Canal de distribución, ERP, Pymes, Software de gestión, Jaume Barris, SaaS y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a SaaS, o como besar a una rana sin escupir en el intento

  1. jcmmartin dijo:

    Hola,
    De muchas cosas hablas, casi apocalípticas😉. La que más me choca es que el canal de distribución lo seguiras teniendo, hacen falta “tuneadores” de CRM y ERP y en cuanto la venta ya existen modelo comerciales muy interesantes y casi de por vida. Incluso tendrás que dar formación , soporte, etc….el saas es software.

    Tiene ventajas y desventajas, pero no es moda. Preguntale a Salesforce. 😉
    Un saludo.

  2. Jaume Barris dijo:

    Hola. Seguro que el canal de distribución tiene un lugar en este modelo. Pero también digo que para algunos fabricantes este modelo es ideal para no tener que depender del canal de distribución, sobre todo en el sector del software de gestión. Por lo demás me tienes que reconocer que SaaS es un modelo que aún le queda un largo recorrido para ser asumido o aceptado por parte de las pymes.
    Por cierto. Felicidades por Saasmanía y muchas gracias por tu comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s