Fusiones, adquisiciones y otros órdagos empresariales

Desde hace unos años todos estamos de acuerdo que, en un entorno cada vez más globalizado, una de las políticas empresariales para sobrevivir en el sector del software de gestión ha sido la fusión o adquisición de empresas. Aunque también podríamos afirmar que ante una situación de escasez o de contracción de la demanda, la lucha por la superviviencia ha girado en que el pez grande se coma al chico. Lo demás son puros eufemismos que decoran la cruda realidad.

Pero esto es así y no vamos a darle más vueltas. Empresas pequeñas y pymes que cada día que pasa compiten con empresas más grandes, con serias dificultades para vislumbrar un futuro que no sea el de sobrevivir en peores condiciones, con escasos recursos de inversión en I+D, nulo acceso a los mass-medias sectoriales o bien ancladas en el acomodo que da los años, sin ver que el inmovilismo lleva a la desaparición.

Y por otro lado, las grandes empresas que, por su tamaño o por las draconianas necesidades de sus inversores, ven que cada día es más difícil el crecer orgánicamente. Su solución ha sido comprar empresas directamente competidoras, con productos solapados al ser adquiridos y ven que su crecimiento viene determinado por la adquisición de la cartera de clientes, la sustitución de productos y la eliminación de puestos de trabajo de la empresa adquirida. Es la ley de la jungla en la jungla de las vanidades empresariales.

No hay dolor, no hay remordimiento y en cambio hay reconocimiento empresarial, e incluso social. Tendemos cada vez a ser más grandes, más monolíticos, más impersonales y caemos en el terrible paradigma de dejar en la calle a todos los que no nos son útiles para los propósitos y objetivos de la empresa, al tiempo que nos llenamos de orgullo por nuestra organización de actos de Responsabilidad Social Corporativa que anunciamos a bombo y platillo. Y sin que nos tiemble la mano.

Pero también existen otro tipo de adquisiciones y fusiones con el mismo objetivo, pero con diferente orientación. En nuestro sector del software de gestión siguen existiendo oportunidades de negocio complementarias, que nos abren nuevas posibilidades de negocio concurrentes, en la que la creación de sinergias y retroalimentación son las que crean las bases específicas para el crecimiento y la continuidad de dos proyectos convergentes.

Se aprovecha el know-how de la empresa, se integran los trabajadores en una estructura nueva pero de la que ellos forman parte porque son necesarios para cumplir los objetivos marcados con la nueva adquisición. Ofrecen nuevos retos, nuevas oportunidades, mayor recorrido profesional para los recien incorporados y estos son necesarios para el crecimiento global.

También es cierto que no son precisamente los trabajadores los que tienen los resortes para escoger como desean ser adquiridos y en todo proceso algunos quedan en el camino, pero también existe la tranquilidad de que ello se produce más por la falta de adaptación que por una política definida.

¿Es bueno trabajar en una gran empresa o en una multinacional? Pues como en cualquier otra parte. Tiene cosas muy buenas, cosas no tan buenas, pero deberíamos estar acostumbrados a saber que ya no existe la inmutabilidad. Nuestros padres nos educaron en el concepto de un trabajo para toda la vida. Nosotros educamos a nuestros hijos en que los trabajos cambian y no perduran. Y nuestros hijos educaran a los suyos en ¡qué suerte si tienes un trabajo medio estable!.

Lo importante es la capacidad de adaptación, el potencial de ilusión que puede tener un nuevo proyecto y las ganas de superación. Pero está claro que esto no sirve de nada si la adquisición ha sido para adquirir una cartera en lugar de sumar objetivos.

Esta entrada fue publicada en Crisis, Jaume Barris, Opinión, Software de gestión y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Fusiones, adquisiciones y otros órdagos empresariales

  1. Xavier dijo:

    Jaume tienes razón en la exposición que haces y creo que la compra de Sie es un ejemplo del segundo tipo de adquisiciones que comentas. Espero que todo Sie tenga esa misma idea y que hagamos muchas cosas buenas dentro de wke ya que tenemos mucho potencial. Que os vaya bien por el chalet…..

  2. Jaume Barris dijo:

    La incorporación de SIE al grupo Wolters Kluwer es casi una rareza en el sector. No se fagocitan productos, sino más bien se incorporan al portfolio para aportar un mayor valor a los clientes, añadiendo a ello la potencia de marca. Para SIE es una nueva etapa, ya que aunque la empresa desaparezca como tal, su proyecto de 20 años, que ha sido ofrecer al mercado un ERP pensado para las pymes, sigue con mucha más fuerza. Y para el personal de SIE una oportunidad de desarrollo profesional que sólo puede ofrecer una gran empresa. una nueva aventura, una nueva ilusión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s