Buscando un fabricante para distribuir el mejor ERP

En estos tiempos muchas empresas de informática están analizando entrar en nuevas áreas de negocio y una de las más atractivas es el del sector del software de gestión, abarcando con ello todo lo referente a ERP, CRM y BI. Principalmente porque estos son los actuales sectores que más están resistiendo a la actual crisis y en los que todavía no se ha entrado en una guerra de precios que cercenan los márgenes a obtener.

Cuando una empresa es pequeña muchas veces se necesita el apoyo de una empresa más grande para tener opciones de crecimiento. Pero esta no es una cuestión baladí y no debemos precipitarnos. Debemos saber elegir bien en qué sector queremos, o podemos, entrar más allá de las necesidades puntuales del día a día y que esta elección se convierta realmente en una apuesta de futuro.

En lo referente al sector del ERP, formar parte del canal de distribución de un fabricante es una decisión que debemos afrontar con mucho detenimiento. Fabricantes hay muchos, de diversos tamaños, capacidad y con políticas de distribución diferentes.

Entrar a formar parte del canal de distribución de un gran fabricante nos puede permitir ganar una buena posición para reforzar nuestra oferta de mercado, incrementar nuestro portfolio de servicios, posicionarnos en el mercado y ganar credibilidad ante nuestros posibles clientes.

Pero también debemos reflexionar la compatibilidad entre el modelo de negocio que nos ofrecen y el nuestro propio, detectar con claridad que esfuerzo de transformación deberemos hacer para adecuarnos a esta alianza y ver si los compromisos que deberemos adquirir son compatibles con nuestra capacidad de transformación y nuestro modelo de crecimiento futuro.

Aunque no siempre es necesario formar parte de ese canal de distribución, bien porque no podemos asumir los costes, bien porque no podemos asumir algunos de los procesos de negocio que nos exigen incorporar.

También pueden existir opciones muy interesantes a valorar cuando estas opciones no son posibles. Entre ellas llegar a alianzas entre empresas que ya forman parte del canal de distribución, bien como prescriptores, bien para complementar las diversas ofertas existentes entre ambos, cubrir un mayor territorio o simplemente para aprovechar siergias que se pueden generar en una relación de complementarios.

Hoy por hoy, no nos podemos permitir descartar nuevas formas de colaboración y, porqué no decirlo, de integración, si nuestro business case lo aconseja, para seguir creciendo, para seguir evolucionando e incluso para poder sobrevivir en un entorno cada vez más competitivo.

Esta entrada fue publicada en BI, Business Intelligence, Canal de distribución, Crisis, CRM, ERP, Jaume Barris, Management, Opinión, Pymes, Software de gestión y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s