3 consejos para empresas que se inician en las Redes Sociales

Las empresas han incorporado plenamente las redes sociales en sus estrategias de marketing y comunicación, con el objetivo de dar a conocer su producto, marca o servicio y para obtener nuevas oportunidades de ventas. Sin embargo, embarcarse en las redes sociales, sin entender cual es el fin de las mismas, puede convertirse en un via crucis si no tenemos claro donde nos metemos.

No olvidemos que las redes sociales son una forma nueva de interrelacionarnos. Expresamos a través de ellas información, pensamientos, imágenes, vivencias, situaciones de nuestras empresas. Todo ello es una mezcla explosiva si no tenemos mucho cuidado con la seguridad y el como tratamos todo este caudal de información. Las redes sociales son abiertas y todos podemos acceder a ellas, incluso aquellos con los que no queremos compartir información.

Por el mismo razonamiento puede ser una importante fuente de beneficios para nuestra empresa si lo trabajamos de forma metódica y con ciertos criterios claros. No se trata de conseguir muchos fans, de tener muchos amigos. Se trata de explicitar el lado humano de nuestra empresa, conseguir cercanía y transmitir nuestros valores empresariales.

Para ello el primer consejo que debemos tener en cuenta es que tipo de contenidos queremos compartir y con quién. Eso supone revisar siempre aquello que queramos publicar en nuestras redes sociales y para quién las publicamos. El tono humano, cercano, coloquial si queremos, nuestra pasión por nuestro trabajo, nuestro compromiso con la empresa han de estar presentes en cada una de las líneas publicadas. Y por supuesto, no olvidar que somos una empresa y huir de temas polémicos de raíz personal (política, religión, juicios morales y de valor).

El segundo consejo es que debemos ser claros y transparentes. Dicho de otra manera: que se nos entienda. Tenemos que ser capaces de darnos a conocer de forma precisa, a que nos dedicamos, que queremos conseguir con nuestras redes sociales. Eso nos dará un plus de confianza frente a posibles clientes que tendrán a su disposición la información necesaria para decidir si vale la pena o no interactuar con nosotros. No olvidemos que queremos conseguir una relación de complicidad y no una cantidad de “seguidores” sin ton ni son.

Y el último es el control continuado sobre todo aquello que insertamos. Cuanta más información, más usuarios, más comentarios, más sugerencias, más interacción y más riesgo de conflictos. Tenemos que ser m,uy precavidos, que no timoratos, en las informaciones que publicamos, no ser ofensivos, incluir únicamente información sobre nuestra empresa o aquella relacionada que creamos que puede ser interesante y que potencie  nuestra reputación como empresa, ya que este es el objetivo principal de nuestra presencia en los medios sociales.

Tres ideas básicas, tres consejos dictados por el sentido común pero que nos pueden aportar grandes beneficios de reputación al tiempo que llegar a más sectores y a más usuarios que conoceran nuestra empresa, nuestros productos y nuestros servicios desde un punto de vista más humano.

Humanidad. Lo que se puede llegar a expresar con una única palabra.

Esta entrada fue publicada en Community Management, Comunicación, Jaume Barris, Management, Marketing, Opinión, Pymes, Redes Sociales y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s