Sector del ERP; luchando en un mercado de reposicionamiento

Según las revistas del sector y de la opinión de alguna de las grandes consultoras de IT, este año el mercado del software de gestión decrecerá en el orden del 2,4%. No es un dato optimista y refleja claramente en que situación estamos, tanto fabricantes como el canal de distribución. La verdad, es que viendo la que está cayendo, el porcentaje de descenso hasta puede parecer consolador.

Ahora bien, dicho esto, y teniendo en cuenta que el sector de las aplicaciones empresariales es muy ámplio ¿Cómo nos va a ir este año con el sector del ERP? Pues viendo como se está desenvolviendo este primer semestre, no va a ir del todo bien y, por mucho que los fabricantes se empecinen en ocultar los resultados detrás de números financieros más o menos camuflados y negar la evidencia, lo cierto es que llevamos todos un par de años en que los crecimientos son mínimos e incluso negativos.

¿Qué es lo que está ocurriendo? Estamos inmersos en una crisis sin precedentes que ha generado un cerrojazo drástico a la capacidad de financiación de las empresas. Por supuesto, esto ha paralizado, ralentizado o anulado las decisiones de inversión en todos los terrenos, a los que las tecnologías de la información no se han escapado.

Por otro lado, el mercado del ERP se ha convertido en los últimos años, en un mercado que ha crecido basado en el reposicionamiento de producto y más ahora que el mercado potencial, que son las pymes y las empresas de nueva creación, se ha visto reducido tanto cuantitativa como cualitativamente.

En este entorno el incremento de la competencia ha sido el resultado. Una competencia que, cada vez más, se está apoyando en las promociones superagresivas y en los descuentos, en el decremento de precios en base y en la reducción de márgenes para obtener ventas nuevas frente a las ofertas presentadas por la competencia.

Seguimos hablando de servicios y propuestas de valor, de la calidad de nuestro personal, pero al final acabamos tocando el precio. Y eso que todos hemos visto como han acabado muchos mercados IT, por ejemplo el del hardware, cuando toda la lucha competitiva se ha basado en el precio.

Y por supuesto, esto está afectando al canal de distribución, que ya lleva años sufriendo un incremento sustancial de la competencia debido al proceso de concentración de fabricantes. La desaparición de parte del canal de distribución debido a la crisis económica no ha servido para paliar una situación que se está gravando por la tentación de fabricantes de asumir servicios y ventas que tradicionalmente han sido asumidos por los distribuidores.

La presión es irresistible y provoca un efecto dominó del que todos los actores del sector somos responsables. Son malos tiempos para la lírica y lo que se impone es vender, al precio que sea.

Esta entrada fue publicada en Canal de distribución, Crisis, ERP, Jaume Barris, Opinión, Pymes, Software de gestión y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s