¡Que no te engañen con las redes sociales!

Si eres una empresa y estás decidido a entrar en el mundo de las redes sociales, probablemente hayas intentado informarte, asistir a charlas, jornadas y eventos que se multiplican por doquier en todas las ciudades de nuestro país. Y entre todo este marasmo sufrimos una auténtica plaga de conferenciantes de medio pelo, gurús asentando cátedra, visionarios freakys, vendedores de humo y fauna de diverso pelaje que avistan oportunidad de negocio.

Con todo ello seguro que muchos habremos oído una serie de declaraciones muy surrealistas sobre el uso de los social media en la empresa, que poco tienen que ver con la realidad de lo que supone el día a día y con la efectividad  e impacto real de las redes sociales sobre las dinámicas de negocio.

Aviso para navegantes; Las redes sociales no son gratis. Podrán ser baratas, pero no gratuitas. Si no es por la plataforma, será por los recursos de formación, tiempo y personal dedicado que deberás destinarle si te las tomas con un mínimo de seriedad. Alguien tiene que potenciarlas, diseñar estrategias, acciones, etc. Por lo demás yo no conozco por ahora una actividad que no precise inversión si se quieren obtener beneficios.

Otra “leyenda urbana”; Con lo que puedes conseguir a través de las redes sociales o los medios on-line, ya no necesitas invertir en acciones de marketing y/o brandin off-line. Con los medios on-line puedes medir mucho más eficazmente los resultados obtenidos, pero ello no descarta que los medios tradicionales sigan todavía siendo efectivos. Publicidad, merchandising, catálogos corporativos y fichas comerciales siguen siendo fundamentales para dar a conocer tu empresa. ¡No vivimos 100%  digitales y todavía queda mucho analógico.

Y más. Si tienes Twitter, Facebook, Linkedin o un Blog, ya no tienes que dedicarle tiempo ni recursos a tu site corporativo y el gasto de mantenimiento que te supone. Es curioso pero las redes sociales, hoy por hoy, son un medio de interactuar y relacionarte con tus clientes y las oportunidades de venta que puedas obtener tampoco son sustanciales. Necesitas un lugar “escaparate”, un centro vendedor, un núcleo en el que el mensaje puramente comercial es entendido. Y ese es tu microsite. Y ello sin olvidar la contribución que este tiene para tu reputación corporativa en Internet. El posicionamiento orgánico sigue siendo importante para conseguir leads. Y por supuesto no olvides nunca que las redes sociales no son tuyas, ni las controlas, ni las dominas, ni las diriges.

Y por último, lo importante es la cantidad más que la calidad. No digo que al iniciarte ese sea un indicador a tener en cuenta, pero a la mínima que hurgas un poco comprobarás que un gran número de seguidores, tropecientos mil fans y muchimillones de “me gusta”, no supone que tus ventas aumenten y tu reputación corporativa se incremente. Únicamente una pregunta ¿prefieres 10 fans y dos ventas efectivas o 15.000 fans conseguidos porque has regalado algo, pero que no te sirven a nivel de negocio para nada?

Las redes sociales han venido para quedarse y debemos saber utilizarlas y obtener el máximo provecho de las nuevas oportunidades que nos deparan. Pero no hay nada regalado ni vas a vender más por abrir cuentas en Facebook y Twitter. Hay que aportar contenidos de valor, dominar el lenguaje de cada uno de los medios, ser honesto, transparente y comprometerte con trabajo. Exactamente como todo en la vida.

Esta entrada fue publicada en Jaume Barris, Management, Marketing, Opinión, Redes Sociales y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s