8 formas de irse al infierno con las redes sociales (Críticas crónicas VIII)

Todos tenemos muy claro como comportarse en la vida real, lo que es correcto de lo que no lo es, distinguimos nuestra vida pública, social y profesional de la privada y tenemos un conjunto de normas que nos ayudan en el día a día. Pero esto no está claro en el tema de las redes sociales, ni para los particulares ni para muchas empresas que realizan acciones que serían impensables en su vida pública.

Sirva de ejemplo una lista de los 8 pecadillos que pueden pasarnos factura por no entender el uso, alcance y difusión de las redes sociales.

Pecado 1.- Fotogenia. Está muy bien colgar las fotos de nuestras vacaciones en Facebook y lo bien que quedamos. Pero por favor; selecciona. Probablemente no quedes demasiado bien en las fotos del último sarao con los amigotes con una cuantas copas de más, o embutido en tu original disfraz de carnaval. Y ni te cuento la utilización de avatares de más o menos buen gusto. Probablemente en tu vida corriente no vas con el albúm de fotos de tus fiestas bajo el brazo.

Pecado 2.- Yo tengo opinión. Las redes sociales, y especialmente Twitter permiten obtener y difundir opiníones al momento. Pero no es necesario que estés continuamente difundiendo noticias, columnas de opinión y dando a conocer a todo el mundo tu forma de pensar o lo que opinas sobre política, religión o deportes. Puede que al resto de la gente no le interese para nada tu opinión sobre temas candentes y no tienes que estar demostrando continuamente tu posicionamiento. Igual haces amigos… igual te haces pesado.

Pecado 3.- Querido diario. No es necesario que sepamos en todo momento cuando te levantas, lo que comes, como te sientes y conocer al dedillo a que dedicas tu tiempo. Las redes sociales no son para que lleves un diario personal detallado. ¿Crees que nos puede interesar lo que estás haciendo, pensando o comiendo en todo momento? Seguro que tu vida es única, pero controla el irrefrenable impulso de informarnos continuamente. Acaba cansando y te haces de todo, menos simpático. 

Pecado 4.- Toi enfadao. Pues las redes sociales no son el mejor sitio para demostrarlo y dar salida a tu rabia. Más que nada es que en este estado uno, a veces, dice cosas de las que se puede arrepentir y en las redes todo queda por escrito. Probablemente con ese carácter no tengas demasiados amigos, fans o seguidores, pero piensa que todo lo que publicamos tiene repercusión. Un consejo; un psicólogo te puede prestar mejor servicio.

Pecado 5.- Soberbia. Todos tenemos nuestro punto narcisista, pero deja de decirnos cuantos fans tienes, que has llegado al tweet número mil o que hoy has recibido 3000 visitas a tu blog. Esto no son unas olimpiadas y nadie ta va a dar un premio por ello. Puede que alguno piense que tanto autobombo lo que en realidad oculta es algún tipo de carencia social y/o afectiva. Eso sin contar lo pedante que puede resultar presumir de la cantidad de amigos que tienes en Facebook. Anda ya, que esto no se lo cree nadie.

Pecado 6.- Reportero Tribulete. Seguro que todos recibimos tanta información que nos sale por las orejas y eso sólo de los medios de comunicación tradicionales. No es necesario que nos retransmitas el último duelo Barça-Madrid minuto a minuto porque estás en el campo. Igual ya lo estamos viendo por la televisión y a unas malas incluso puede que no nos guste el fútbol.

Pecado 7.- Soy espiritual. Parece una fiebre, pero hay algunos que nos inundan de grandes frases de los prohombres que han hecho historia. Nada tan fácil como acceder a un recopilatorio de frases lapidarias (en Internet hay para dar y vender) y perder tu tiempo copiando y haciéndonos saber a todo lo profundo que eres. Una frase de vez en cuando, puede estar bien, pero si es cada día… cansa.

Pecado 8.- Toi en la onda. Puede ser que algún gurú de tercera te diga que con las redes sociales se está inventando un nuevo lenguaje y muchos se han apuntado a su difusión. Aparte de que queda muy bien escribir de forma críptica y sólo para los que están en la onda, recuerda que un acento es un acento, las vocales no se comen y la q y la k no son polivalentes. Muchos ya tenemos problemas para aprender inglés como para que vengas a inventar un nuevo idioma. Lo más fácil de pensar es que tienes un verdadero problema con la gramática y la ortografía ¿No sería mejor que volvieras a clase?. Y ya se que lo sabes, pero recuerda que escribir en mayúsculas puede ser cómodo, pero en la realidad virtual significa que estás gritando.

Esta entrada fue publicada en Community Management, Jaume Barris, Opinión, Redes Sociales y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s