Linkedin, entre reputación profesional y canal de captación de leads

LinkedinLinkedin es la red social por excelencia para presentarte como el profesional-empresario que eres. Pero, con el paso del tiempo se ha convertido también en un centro de oportunidades para generar leads y en consecuencia ventas. Ya no es únicamente un lugar para describir tu perfil y colocar tu curriculum. También es un espacio donde tu empresa puede darse a conocer, interactuar con colegas de profesión, localizar nuevos proveedores y captar nuevos clientes. En Linkedin es necesario relacionarse, participar en grupos de tu campo profesional y, si lo incorporas como una tarea más de tu trabajo podrás comprobar que, junto al crecimiento de tu imagen profesional y empresarial, también tendrás un acercamiento de clientes potenciales que te pedirán consejo, asesoramiento y consideraran tu opinión para desarrollar su propio proceso de decisión de compra. Esto, más temprano que tarde, tiene premio.

Linkedin, por tanto, te ofrece un amplio campo de acción para hacer crecer tu empresa y tus ventas. No voy a detenerme por tanto, en lo que ya es sabido por todos, sino de hecho sí de palabra, pero no está de más ofrecer algunas pautas de como Linkedin puede beneficiarte de forma directa. Piensa, que hoy por hoy, Linkedin es la red social profesional y empresarial más importante que existe.  En 2013 ya disponía de 5 millones de usuarios en España y a mediados de 2014 la cifra superaba los 6 millones, tanto a título de profesionales como de empresas.

La recomendación tiene su peso. Todos sabemos que el mejor embajador de nuestra marca es un cliente satisfecho y que este no duda en recomendarte a sus contactos, que se pueden convertir en tus nuevos clientes. ¿Has pensado en pedir a estos clientes que te escriban una recomendación de tu empresa? Esta se publica en la red y la verán todos tus contactos y aquel que entre a ver tu perfil y el de tu empresa. La ventaja de esta acción es que ya no eres tú quien habla de lo bueno que eres, sino que son los demás, y además tus propios clientes los que ponen en valor tu oferta de productos y servicios.

Participa en grupos o crea el tuyo propio. Una de las características de Linkedin es que puedes participar o crear grupos de comunicación, discusión y debate. Búscalos y verás la cantidad de grupos que se han creado en torno a tu sector de actividad. En ellos encontrarás a tus competidores, profesionales abiertos a nuevos retos y propuestas de trabajo y colaboración. Pero también muchos clientes potenciales que se acercan a estos grupos para obtener información, afianzar su proceso de decisión de compra, plantear problemas y buscar soluciones de su ámbito de actividad a través precisamente de esta agrupación natural de profesionales que son los grupos.

Pero si estás atento, no únicamente los grupos directamente relacionados con tu actividad pueden ser interesantes. Por ejemplo, si eres distribuidor de software de gestión, no sólo te pueden interesar los grupos que hablen de estas soluciones. También puede ser muy recomendable participar en grupos específicos sobre pymes, autónomos, contabilidad y finanzas, etc. Ahí puedes aportar tu expertise para dar respuestas a todos estos colectivos que, no lo olvides, son tu target objetivo y del que provienen la mayoría de tus clientes. Y por si fuera poco, te ofrecen información adicional que te puede resultar de valor para generar oportunidades de venta, como por ejemplo conseguir información de ferias o eventos sectoriales al que van a participar o acudir tus clientes potenciales. Igual vale la pena diseñar acciones específicas para participar en ellos.

Crea campañas para generar leads. Linkedin te ofrece, a través de Linkedin Ads, la posibilidad de promocionar tu empresa, tus productos y servicios totalmente autogestionable. Esto supone que te puede permitir crear y publicar anuncios en páginas del site de Linkedin (en la página de perfil, en la de inicio, en el buzón, en la página de resultados de búsqueda y en las páginas de grupos. Por supuesto, tu realizas la segmentación que desees. Lo puedes hacer por cargo, función laboral, sector de actividad, ubicación geográfica, tamaño de empresa, edad, sexo e incluso por Grupo de debate de Linkedin.  En definitiva, tu creas tu campaña, escoges tu público objetivo y lo que también es importante; puedes controlar la inversión a realizar, ya que puedes establecer tu mismo cuanto estás dispuesto a pagar por conseguir clicks e impresiones.

Con ello, obtienes un nuevo canal desde el cuál hacer llegar tu oferta de productos y servicios de forma totalmente dirigida. Y con una ventaja que no debes perder de vista. Este es un canal formado por profesionales, empresarios y empresas. Por sí misma, la red ya es tu propio target. Mi recomendación es que incorpores Linkedin en todas tus campañas de marketing.

Vincula tus redes sociales a Linkedin. Ya sabes que las campañas son multicanal. Es importante que si dispones de otras redes sociales, como por ejemplo twitter o un blog, los vincules y relaciones con Linkedin, ya que esto te permite conseguir un efecto viral, bien sea sobre una campaña o un contenido. Y hablando de contenidos, si tienes un blog específico de tu actividad profesional y ofreces contenidos de valor, no dudes en compartirlos en Linkedin. Esto te proyecta a tí y a tu empresa como profesional, especialista y te posiciona frente a la competencia. Piensa que los profesionales que integran Linkedin no sólo están buscando una nueva oportunidad laboral. También buscan información, asesoramiento, consejo y resolver dudas. Al generar contenidos de interés provoca que permanezcas en la mente y el recuerdo de aquel que ha encontrado valor y ayuda a la información que le has aportado. Esto te da un plus de credibilidad y seguro, seguro, que cuando este profesional tenga necesidad de los productos y servicios que tu ofreces, serás un más que probable candidato en su proceso de selección.

Asocia tu empresa y tu desempeño profesional. Sabes que muchas empresas tienen su perfil propio en Linkedin. Comprobarás que en muchos casos, son empresas medianas y grandes y en su perfil se habla de ellas mismas. Lo normal es hacer lo mismo. Pero me permito hacerte una reflexión, especialmente si eres una pyme, un autónomo o un profesional independiente. Quizás fuera interesante para tí abrir tu cuenta de Linkedin como empresa, pero en el perfil ponerte a tí mismo. Eso te da la posibilidad de promocionar tu empresa, pero también que tus clientes y clientes potenciales, vean que detrás de ella también existe una persona, un profesional preparado y competente. Sabes que en las empresas pequeñas el trato personal y de cercanía con tus clientes es un factor diferencial. Además, convierte a tu empresa en algo más humano, más cercano y en consonancia con el fin primigenio de Linkedin, crear una red de profesionales, no de empresas.

Eso también te permite una mayor libertad de acción, ya que unes en un mismo paraguas a la empresa con la persona y tus mensajes y contenidos pueden ser vistos desde una perspectiva menos “vendedora” y más próxima.

Evangeliza en tu propio personal. Seguro que dispones de un equipo de profesionales y/o comerciales trabajando junto a tí. Anímalos a crear su propio perfil de Linkedin e incorporarlo a sus propias acciones comerciales. Si consideras que estar en Linkedin es bueno para tu empresa, seguro que también pensarás que esto es bueno para tu equipo comercial. Esto te permite aumentar tu presencia empresarial de forma indirecta, ya que también tu equipo es embajador de tu marca. Ya hemos comentado como Linkedin puede ser una fuente importante de oportunidad de venta y de captar clientes potenciales para tu empresa. Haz que también lo sea para tu equipo comercial. Todos juntos, sumamos y especialmente los equipos comerciales son los que mayor provecho pueden obtener de esta Red.

Contacta con otras empresas similares a la tuya. También puede resultar esta red un canal interesante para iniciar relaciones con otras empresas, bien sea en calidad de proveedores, bien para llegar a acuerdos de colaboración. Si eres, por ejemplo, distribuidor de ERP, te puede resultar muy interesante el contactar con otros distribuidores, bien de menor o mayor tamaño que tú, con áreas de servicios complementarias o con competencias diferentemente desarrolladas.La suma de unos y de otros, te pueden permitir generar nuevas oportunidades de venta que por tí mismo igual no podrías llegar a conseguir. Linkedin también es una Red para encontrar colaboración y puestos a hacer, lo más inteligente es explotar al máximo su potencialidad. Aquí el único freno lo pones tú mismo.

Si todavía no has incorporado Linkedin a tu actividad empresarial o a tu perfil profesional, no lo dudes más. Linkedin hoy por hoy es la red social más enfocada a las empresas y puede convertirse en una herramienta de primer orden para desarrollar contactos con empresas, ya sea para mejorar en tu proyección profesional, contratar a otros empleados, conseguir nuevos proveedores y, por supuesto, convertirte en proveedor de otras empresas. Los tiempos de Linkedin como escaparate casí único para la búsqueda de nuevas oportunidades de trabajo, ya ha pasado a mejores tiempos.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Canal de distribución, Jaume Barris, Management, Marketing, Opinión, Pymes, Redes Sociales y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s