Que la fuerza del Blog te acompañe

BlogPersonalmente opino que un blog es el compendio de todas las virtudes que te pueden aportar las redes sociales. Tus posts te permiten labrarte una reputación profesional como especialista en las temáticas que dominas, te da la opción de conectar a partir de la generación de posts de valor tanto con tus clientes, como con tus clientes potenciales y por supuesto con tus colegas profesionales. Puedes crear el germen de una comunidad de seguidores y el efecto de viralización es mucho más potente en calidad que un mero Tweet. Y además puede ser un canal indirecto de generación de demanda. Para conseguir estos objetivos sólo precisas dedicarle relativamente poco tiempo, pero si constancia, regularidad y trabajar con mimo los contenidos.

Probablemente te preguntes si es estrictamente necesario  tener un blog,  o menor ¿porqué es importante tener un blog para mi empresa? A la primera pregunta sólo tú puedes responder, pero a la segunda quizás te sirvan algunos argumentos para poner en valor lo que nos puede aportar mantener un blog.

Es cierto que, con el auge de las redes sociales, el boom de los blogs se ha ido diluyendo con el tiempo y muchos bloggers se han pasado a Facebook y Twitter, donde hay una mayor y más continuado feedback y seguir manteniendo ese resplandor de vanidad que muchos necesitan. Pero también ha supuesto la desaparición de muchos blogs mal diseñados y conceptualizados y con contenidos mediocres y bien no adecuados a este soporte, dejando un terreno mucho más despejado para darle un mayor valor a este soporte. Hoy en día estará mermado en masividad pero sigue siendo una canal de promoción, de reputación profesional y corporativa y la base para muchas acciones de generación de leads basadas en contenidos.

Si tienes algo que decir, necesitas presencia. No vale crear un blog porque “viste”. Si realmente no tienes nada que decir o crees que no hay nada que puedas aportar, ni empieces. Pero si la respuesta es la contraria, que seguro que sí, un blog te permite tener presencia y darte a conocer, como profesional en tu sector y como empresa. El aportar artículos de opinión, que tus clientes y clientes potenciales puedan ver tu lado más objetivamente profesional y no tendencioso te aporta un plus de credibilidad que otras redes sociales no te pueden ofrecer.

Esto te permite ganar un mayor espacio en la mente de tus clientes y de tus clientes potenciales, que se acordarán de tí y de tu empresa por la información que les has aportado. Dicho de otra manera, ganarás en fidelidad y eso es bueno para retener a tus clientes y es mejor porqué te puede permitir ganar nuevos clientes que te tendrán en cuenta cuando inicien un proceso de decisión de compra de tus productos y/o servicios.

Además estos posts puedes también convertirlos en contenidos de valor y en activos para campañas de generación de leads a partir de ofrecer estos contenidos a cambio de, por ejemplo, una dirección de correo electrónico. E incluso puedes unir diversos posts con una temática común en un E-Book o en un Whitepaper que apoyen tus campañas de marketing.

A Google le caen bien los blogs. El motor de búsqueda valora por encima de todo los contenidos y la actividad constante. Rápidamente seleccionará tus palabras clave y obtendrás un buen posicionamiento en Google que, combinado con el propio posicionamiento de tu web, te dará una presencia relevante y mejorará tu posición global en los buscadores. Piensa que los buscadores cada vez adquieren mayor complejidad y son capaces de discriminar contenidos originales de los que no lo son, cuáles son comerciales y cuáles divulgativos y premian especialmente la calidad de los mismos.

El Blog forma parte de tu ecosistema comunicativo. No sólo basta con tener un blog. Es importante conectarlo con tu propio website y con el resto de redes sociales que estés manteniendo. Cualquier artículo que creemos en nuestro blog podemos compartirlo de forma casi automática con Facebook, Twitter y Linkedin, consiguiendo un efecto viral y llegando a una mayor audiencia. Si tienes una estrategia clara de redes sociales el blog puede ser perfectamente el “punto central ” de tu ecosistema social. Y además, generando contenidos de forma regular, también puede ayudar a posicionar este contenido en tu propia web corporativa. Por supuesto, si tienes web, no olvides ofrecer una entrada a tu blog desde ella, tal como haces con otras redes sociales.

Aprovecha los elementos promocionales. Un blog, por su estructura, te puede permitir promocionar tus productos y servicios de forma directa e incluso poner publicidad en banners de forma directa. Generalmente los blogs se estructuran por columnas. Puedes aprovechar la columna lateral de tu blog para convertirla en un espacio para la generación de demanda directa. Bien gestionado, un blog puede convertirse en un foco de generación de leads. Pero recuerda, separa muy bien el contenido objetivo de valor de lo que es la publicidad pura y dura.

Rentabiliza el comportamiento del consumidor. Internet se ha convertido en la primera herramienta para buscar y conseguir información sobre cualquier temática o producto. Es el primer paso antes de decidirse por una marca en concreto. Si tienes esta información, la presentas de forma objetiva y no tendenciosa y/o comercial, probablemente crearás una mejor conexión con tu público objetivo y “premiarán” el haberles ayudado a formarse una opinión para iniciar el proceso de decisión de compra.

La idea es que tiene que parecer que ayudas a tu cliente, no que quieras venderle. Eso no implica que no incluyas una llamada a la acción siempre que se puede y no se vea forzado. Por ejemplo, puedes hablar de las características que debe tener un buen ERP para la pyme y finalizar el post con un video relacionado sobre tu propio ERP.

Monotoriza tu blog. Y en dos direcciones. Google Analytics y las propias estadísticas de tu blog te pueden permitir ver que contenidos generados son los más leídos o los preferidos por tus seguidores, porque palabras clave te buscan, que posts generan más comentarios. Toda esta información te tiene que permitir evolucionar tus contenidos y afinar sobre ellos, para llegar a un público mucho más concreto y definido. Y no descartes probar cosas nuevas, contenidos arriesgados e incluso generar polémica y debate. Sólo probando sabrás si una cosa funciona o no.

Dedícale tiempo a los contenidos. Y con eso no sólo me refiero al texto. Preparar un buen post significa dedicarle un 75% del tiempo a crear y revisar el texto, que no hayan faltas de ortografía, que los párrafos no sean farragosos, que la imagen o el video que insertas sea de calidad. Pero el otro 25% tiene que ser para optimizar este mismo contenido. Dedica tiempo a pensar las categorías que estableces para cada contenido, que etiquetas son las más adecuadas para llegar a tu público objetivo de forma natural y que Google te pueda indexar de forma rápida.

Que tu equipo colabore. Como todo, un blog precisa de tiempo y dedicación. Si tu blog también es de empresa, no es una mala idea que los contenidos sean aportados por los componentes de tu propio equipo. Al tiempo que les refuerza a ellos como profesionales es de un impacto espectacular para la reputación de tu empresa ya que lo que transmites es que tienes un gran equipo de profesionales trabajando en un fin común. Además eso te permite repartir el tiempo y la dedicación y conseguir una regularidad y frecuencia en la generación de contenidos que una única persona no podría conseguir.

 

 

Esta entrada fue publicada en Comunicación, Jaume Barris, Marketing, Opinión, Pymes, Redes Sociales y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s