Call to actions o el arte de la seducción

Call to ActionLas call to actions (en castizo, las llamadas a la acción) son en las campañas de marketing el componente fundamental para seducir a nuestros clientes potenciales, capturar su atención y llevarlos a realizar lo que todos deseamos: Un click a nuestros formularios interesándose por nuestra oferta. Si no hay click a la call to action, nuestra campaña, nuestra puesta en escena y nuestras artes de seducción no han valido para nada.

Pero como en el arte de seducir, en el que es importante el entorno donde se produce, las call to action las podemos utilizar según el escenario en el que nos movemos. Nos pueden servir en las páginas de producto de nuestro site, en las diferentes redes sociales, en campañas SEM y/o de display, en nuestros envíos de e-mailing y en cualquier otro canal que deseemos utilizar.

Cada escenario tiene connotaciones diferentes y nuestras call to action, nuestras armas de seducción, deben adoptar diferentes formas, lanzar diferentes mensajes y en definitiva, transmitir el siguiente mensaje: Aunque tengas muchos pretendientes, yo soy el/la más aceptable. En definitiva, buscar la diferenciación. Veamos como.

Se te tiene que ver. Si no te ven, no entras dentro de la  categoría de pretendientes. Tus llamadas a la acción siempre han de estar visibles, por encima de todo. Un consejo, evita siempre estar por debajo del scroll de la pantalla. Cuando mandas un mensaje, sólo el 50% de los lectores se desplazan por la barra de navegación. Tienes que estar en primera fila, que se te vea, que destaques, tienes que cautivar a simple vista.

Destaca sobre el resto. No lo confundas con excentricidad. Siempre se fijarán más en tí si pueden diferenciarte del resto, o lo que es peor, del propio entorno. Si tienes una estructura basada en rectángulos, no pongas la call to action en rectángulo y con el mismo formato que el resto de mensajes. Nadie se dará cuenta de que estás ahí. Tienes que conseguir ser el foco de atención sobre el resto, al primer golpe de vista. Prueba con todo, la forma, el color, el tipo de letra. Todo es válido para destacar. Cuanto más destaques más probabilidades tienes de que les hagas tilín, digo que hagan click.

No utilices artificios. Sé natural y sencillo/a. Aunque la mona se vista de seda, mona se queda. No quieras ser inteligente, si no lo eres. Sé tú mismo/a. Muestra llamadas a la acción han de ser claras, específicas, sin trampa ni cartón. Si ofreces algo gratis, remarca que es gratis, si quieres que asistan a una jornada, pide que se registren. Evita generalidades como “Descarga ahora”, “compra ya”. No son claros, no atraen la atención. Es más de lo mismo, lo que siempre se ve.

No las/les invites directamente a tu casa. No resulta casi nunca en la primera cita y/o puedes generar desconfianza. La tendencia de muchos/as es ir rápido/a y conseguirlo todo al momento. En marketing pasa igual. Sigue siendo increíble que muchas empresas se empecinen en llevar a sus clientes potenciales a su website y deslumbrarlos con todo lo que tienen y poseen. Las call to action tienen que llevarte a una página de destino (una landing page), donde el cliente encuentre única y exclusivamente aquello por lo que lo has seducido. Una oferta concreta, un e-book, un registrase en un seminario. Si invitas a cenar, elige un restaurante y no pretendes mucho más que cenar. Que eso sea un éxito y luego ya te asegurarás una segunda cita.

Remata la primera cita con un mensaje. Agradece que haya aceptado cenar contigo y aprovecha para dejarle/recordarle tu teléfono animándola/e a que te vuelva a llamar o plantéale una nueva cita. Si la call to action ha funcionado y el cliente te ha rellenado un formulario, se agradecido. Envíalo a una página de agradecimiento de forma automática. Incluso puedes utilizar la misma para presentar nuevas ofertas, contenidos relacionados o dale la posibilidad de que nos llame, visite nuestra página web sin compromiso.

¿Fácil? Pues como el seducir, para nada. Pero seguro que vale la pena el esfuerzo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Jaume Barris, Marketing, Marketing Digital, Opinión, Pymes y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s